BREAKING NEWS

Construcción y edificación sostenible: el diseño del espacio

Construcción y edificación sostenible: el diseño del espacio
22 Feb
1:35

Este artículo describe cuáles son los principales factores a tener en cuenta a la hora de realizar una construcción o llevar a cabo una reforma respetuosa con nuestro entorno. Y, además, qué elementos pueden contribuir de forma significativa a decorar la vivienda a la vez que respetan el medio ambiente.

Las construcciones respetuosas con el entorno tienen una doble vertiente: por un lado, el empleo de materiales que sean fácilmente reciclables y que no contaminen, ni durante su proceso de fabricación ni durante su proceso de reciclaje; la otra vertiente es el empleo de materiales que aseguren un buen aislamiento térmico con el objetivo de aumentar la eficiencia energética de la construcción.

Aunque en un principio no parezca evidente, al aumentar la eficiencia energética de una vivienda estamos reduciendo indirectamente la energía necesaria para abastecerla y, por lo tanto, estamos reduciendo las emisiones de agentes contaminantes por parte de las centrales de producción eléctrica.

Los cerramientos Beldaglass contribuyen de forma significativa a aumentar la eficiencia energética de las viviendas, debido a que suponen un aislante térmico importante.

Materiales respetuosos con el entorno

Los materiales de estas características son aquellos duraderos, que necesitan un escaso mantenimiento y que puedan reciclarse fácilmente.

Maderas

La madera es uno de los materiales más respetuosos con el entorno, pero es necesario que se tengan en cuenta determinadas pautas. Por ejemplo, los tratamientos tradicionales para proteger la madera están compuestos a base de disolventes pero, en la actualidad, existen multitud de barnices con una base acuosa, no contaminante.

Por otro lado, la gran variedad de maderas y diferentes tratamientos a los que se las puede someter proporcionan a este material un gran poder decorativo, facilitando la creación de espacios diferenciados en el interior de las viviendas, creando entornos acogedores y bellos.

La madera, además, se puede reciclar fácilmente para formar tableros de aglomerados o bien, en centrales de biomasa, como combustible.

Metales

Los metales más empleados en la construcción son el acero y el aluminio.

A pesar de que el proceso de fabricación de estas aleaciones conlleva un elevado consumo energético y de que se emiten sustancias tóxicas al medio ambiente, proporcionan una gran resistencia y son imprescindibles como material de construcción.

El acero y el aluminio también permiten la creación de ambientes de singular belleza en el interior de las viviendas. Sin ir más lejos, un cerramiento de techo con perfiles de aluminio lacados es un espacio ideal para disfrutar de una terraza en los meses de invierno.

Piedra

Tienen un pequeño impacto en el medio ambiente, aunque hay que prestar especial atención al procedimiento de extracción, que es la etapa más delicada por el impacto a los ecosistemas adyacentes.

La piedra se utiliza tanto para revestimientos exteriores como para revestimientos interiores. La atmósfera que crea un baño revestido con una bonita piedra es incomparable a cualquier tipo de revestimiento con azulejo.

Como conclusión se puede decir que la elección del tipo de material es fundamental para asegurar una construcción respetuosa con el entorno, aunque hay que intentar asegurar además una buena eficiencia energética.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies