BREAKING NEWS

Ruta motera por Villa de Naval

Ruta motera por Villa de Naval
16 Ene
9:21

Cuando nos compramos una nueva moto queremos saborear todos los momentos de placer que nos genera. Elegir cuál queremos, qué elementos nos gustan, dónde comprarla y, finalmente, el momento de ir a recogerla y realizar nuestros primeros kilómetros a bordo de nuestra flamante máquina. Sentirla rugir por primera vez bajo nosotros es una sensación de libertad indescriptible. Y de inmediato pensamos lugares a dónde ir con ella y disfrutar de cada kilómetro. Por otra parte, en esos primeros días o meses es muy importante hacerle el rodaje a tu nueva moto de una forma correcta, para que esta nos dé un gran rendimiento a medio y largo plazo. Y una buena forma puede ser hacer una ruta, como la de Villa de Naval.

En qué consiste el rodaje de tu moto

En líneas generales, el objetivo del rodaje de la moto es conseguir que todas las piezas acaben de encajar bien, que se limen ciertas rugosidades que hay en elementos como el pistón y la camisa del cilindro. Y eso se consigue con el funcionamiento regular del motor. No obstante, tan importante como no pasarse en el rodaje es no quedarse corto. A veces es difícil establecer el límite justo, pero lo conveniente es que te dejes guiar por tu concesionario o por tu mecánico de confianza. Normalmente, te indicarán que te fijes en las revoluciones y no superes cierta cifra durante ciertos kilómetros. Otro buen consejo es cambiar el aceite tres veces durante los 5.000 primeros kilómetros. Puede no parecer necesario, pero así eliminarás muchas partículas que pueden ser nocivas. También conviene cambiar los filtros a los 2.500 primeros kilómetros.

Villa de Naval, un lugar ideal para ir con tu moto

Ya tienes tu moto y deseas hacer su puesta a punto cuanto antes. Un destino genial será la idílica localidad de Villa de Naval, en los Pirineos de Huesca. Ubicada en la comarca de Somontano de Barbastro, llegar hasta esta pequeña villa de 300 habitantes será toda una experiencia para vivir junto a tu moto. Hasta ella te conducirá la carretera A-138, la cual continúa hasta Francia por el túnel de Bielsa, con lo cual estarás también a un paso de aventurarte por los Pirineos franceses. En Villa de Naval podrás contemplar uno de los mejores ejemplos del Gótico Pirenaico aragonés, la Iglesia de Santa María, del siglo XVI. También resultan evocadores los antiguos almacenes para la Sal, que mandó construir el rey Jaime I en el siglo XIII, el cual, además, le otorgó el monopolio en gran parte de Aragón de la venta de sal a esta localidad. Fruto de ese pasado salino son aún las piscinas de agua salada, recientemente remodeladas, y que sirven para todo tipo de tratamientos como la artritis, la osteoporosis, etc. Sin olvidar sus formidables muestras de artesanía alfarera y su centro de interpretación de alfarería.

Además, llegar hasta Villa de Naval desde cualquier punto de España es dirigirse hacia uno de los lugares más bellos de la península como son los Pirineos. Es reencontrarse con la naturaleza, con pequeñas poblaciones y con una gastronomía rica y saludable.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies