BREAKING NEWS

Llega el invierno y las Calderas comienzan a ser necesarias

Llega el invierno y las Calderas comienzan a ser necesarias
02 Oct
10:16

Dejamos atrás un caluroso verano, en el que quien más y quien menos ha tenido que buscar el fresco de la mejor manera posible porque las temperaturas altas no han dado prácticamente tregua. Sin embargo todo acaba, las temperaturas altas van dejando paso a las lluvias, al frío, a anochecer muy temprano y con todo ello ahora lo que buscamos son temperaturas más altas con las que hacer frente a las bajas propias de invierno. Ya casi habías olvidado que disponías de calderas en casa, había sido relegada a un uso casi exclusivamente para las duchas y para limpiarla.

Pues bien, ahora es el momento de volver a centrar nuestra atención en la limpieza y puesta a punto de las calderas de nuestros hogares. Si dispones de una o quieres hacerte con una nueva, el Gobierno nos recuerda la nueva normativa europea respecto a la comercialización de las calderas, que han de ser energéticamente eficientes y seguir una serie de pautas con el fin de conseguir ahorrar en nuestra factura de electricidad.

Las calderas vuelven a tomar protagonismo para el invierno ¿cumplen normativa?

Una de las principales premisas que deben cumplir las calderas actuales es el ahorro. Existe un tipo de calderas concretamente, las de condensación, con las que se puede ahorrar más de 25% respecto a las convencionales y tan solo con tres años de instalación ya habrás conseguido amortizar lo que supone el coste inicial. De hecho la diferencia tampoco es tan alta, las calderas de condensación rondan los 1800 euros y las tradicionales los 1600, la principal diferencia radica en el coste de instalación, siendo de 300 euros en el primer caso y 0 en el de las calderas tradicionales.

También es destacable mencionar que las calderas de condensación son mucho más eficientes puesto que adaptan la potencia de su funcionamiento a las necesidades que presenta la propia instalación, de esta forma se consigue mantener una temperatura estable, evitando el arranque constante al que están acostumbrados los que disponen de una caldera tradicional. Esto implica que necesitará menos combustible por lo que el ahorro de energía es muy grande.

Un dato a tener en cuenta también a la hora de comprar calderas de condensación es el rendimiento, mayor que las tradicionales concretamente presenta niveles de un 93,5% frente al 81%. Esto es debido a que es capaz de aprovechar el vapor de agua que se genera en la combustión de la propia caldera.

Y para terminar también es digno de mencionar que realiza menos emisiones de CO2 y NOx a la atmósfera, osea que son más respetuosas con el medio ambiente. Con todos estos datos se puede concluir que las calderas de condensación son sostenibles y cumplen con la nueva normativa europea sobre la comercialización de calderas eficientes energéticamente. Además, el Gobierno de España, tratando de potenciar su compra, ha puesto en marcha un plan renove en el que se emiten ayudas para todos aquellos ciudadanos que tienen la intención de jubilar su vieja caldera tradicional en sustitución de calderas de condensación.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies